Cómo ser más productivo para aprender más inglés


Una vez leí una historia sobre una mujer que había pasado de ser una "sin techo" a millonaria. Lo que más impactó fue leer que decía que lo que la hacía más productiva era acordarse de cuando era una "sin techo".

Según ella, haber sido una "sin techo", era como haber tenido un tigre acechándola. 

La metáfora no puede ser más acertada; cuando tu vida corre peligro, tú corres. 

En este supuesto, no hay tiempo para plantearse si hay, o no, motivación, simplemente hay que correr.

Aunque yo no he sido nunca una sin techo, si tengo que admitir que mi productividad está directamente relacionada con mi épocas escasez y dificultades ya que en mi adolescencia lo perdí casi todo: casa, amigos, familia, colegio.

Yo no sabía muy bien por qué, tampoco me lo cuestionaba, solo sabía que tenía que hacer lo necesario para sobrevivir. Y ese ha sido hasta ahora uno de mis motores.

Pero, no el único. Hay otro motor que para mí es también muy importante, más relevante que el de la escasez y es el de la necesidad de mejora.

Yo relaciono la belleza con el orden, la organización, el bienestar. Por ello, siempre quiero que lo que me rodee sea así: limpio, ordenado, organizado, efectivo y eficaz.

En lo que respecta a la productividad en la vida y en el inglés, lo que veo a menudo en los alumnos son "deseos no cumplidos".  

Esto se debe, en una gran mayoría de casos, a tres razones:

a) Creer erróneamente que el alcanzar grandes metas es cuestión de suerte. Pienso que todos estamos quizás muy influenciados por los medios que nos venden las increíbles vidas de gente que "no pega palo al agua" y está forrada (o casi)  y tiene éxito en (casi) todo, por ejemplo, una estrella de un reality.  Lo cierto es que NO HAY NADIE que haya llegado a ningún lugar sin esfuerzo (salvo, claro está quien ha heredado el dinero de su familia).

b) Saber que se necesita esfuerzo, pero no estar dispuesto a realizar ese esfuerzo por varios motivos (vaguería, autoengaño, procrastinación). Decir que algo "necesita esfuerzo", no vende.  Para muestra un botón; los posts que más éxito suelen tener son aquellos que van a acompañados de expresiones tales como "aprender rápidamente",  "sin esfuerzo", "en tres pasos".

c) Saber que se necesita esfuerzo, estar dispuesto a hacerlo, pero no saber cómo organizarse para lograrlo.

Este post va dirigido al grupo c), es decir, al grupo de gente que tiene asumido que todo triunfo cuesta esfuerzo y está dispuesto a realizarlo si le dicen cómo.

Yo llevo años siguiendo a blogueros, mentores, coaches que parecen magos de la gestión del tiempo.

Cuando no conocía sus secretos me parecía que era un milagro hacer lo que ellos hacían. 

Por ejemplo, tener una página web estupenda y siempre actualizada, sacar cursos exitosos u otros productos con frecuencia, y al mismo tiempo publicar libros que se venden, no solo como pdfs, sino también en las tiendas.  

Además,  al menos inicialmente todos ellos han sido "solo entrepreneurs" o "emprendedores en solitario", es decir, se han valido solo de su propio esfuerzo para montar sus negocios.

Siempre me preguntaba ¿cómo es posible que ellos hagan todo eso y yo tan poco? ¿Cuál es el truco?

Hasta que descubrí sus secretos y es lo que hago yo ahora: llevar los blogs, actualizar las redes sociales diariamente, escribir libros, hacer cursos.  

No es, como verás, ningún milagro, aunque también advierto, no es algo que pueda hacer todo el mundo porque no todo el mundo tiene las mismas ambiciones, anhelos o energía. 

Es solo para quienes para tienen sanas ambiciones de mejorar su vida y las de los demás y están dispuestos a pagar el precio de ese esfuerzo.

He aquí sus secretos:

La capacidad de ser muy productivo es un estilo de vida basado en tres pilares fundamentales:
  1. Tener las metas claras
  2. Trabajar de manera sistemática y organizada
  3. Ser muy constante
Como verás, estos mismos pilares lo podemos aplicar en cualquier campo de nuestra vida, como por ejemplo, el inglés.

Vayamos, por partes, dilucidando cada uno de estos puntos.

1.Tener las metas claras

Recuerdo que hace unos seis meses recurrió a mi un alumno que deseaba sacarse un C1 en la EOI. 

Víctor había sido colocado en una clase C1 porque había logrado acreditar un nivel B2 con un examen Trinity, pero la verdad era que no hacía falta mucho tiempo para darse cuenta que su nivel real era un B1.

Él lo sabía por lo que quería que un profesor particular le ayudase a ponerse al día para poder seguir en una clase mucho más avanzada.  Al cabo de un mes, acabé devolviéndole el dinero y diciéndole que yo no podía ayudarle.

¿Qué sucedió?

Victor no tenía las metas claras.

Era músico y lo que realmente quería era llegar a vivir de la música, pero al mismo tiempo se daba cuenta que necesitaba el inglés para cualquier salida profesional que no tuviera que ver directamente con tocar en una sala; por eso -en teoría- aspiraba a más.  Pero era solo en teoría porque en la práctica todo indicaba lo contrario.

Doy ejemplos:

Cada vez que yo le mandaba "homework" se excusaba por no haber podido hacerlo por falta de tiempo (en realidad, eran ejercicios demasiado difíciles para alguien que quería aprobar de chiripazo).

Por otra parte, empezó- casi desde el principio de nuestras clases- a cancelarlas con excusas varias: "se me ha estropeado el coche y tengo que llevarlo al taller", "mi madre tiene que ir al dentista y yo tengo que preparar la comida hoy", "el jueves que viene (día de la clase) me ha surgido un imprevisto y no puedo dar la clase.

Lo curioso era que se molestaba en escribir emails, o whatsapps, largos para explicarme sus excusas; quizás para  autoconvencerse de que sus argumentos eran válidos.

El otro gran síntoma de que su cabeza iba para un lado y sus pies para otro, era que me exigía a mí que le diera trucos para poder aprobar el C1 de igual manera que por "carambola" se había sacado el B2.

Yo le expliqué que la "carambola" le podría haber válido para el Trinity, pero no le iba a valer para un C1 en la EOI. 

El C1 es un nivel demasiado complejo como para conseguir aprobar por un golpe de suerte. Pero no le convencí.

Víctor decía que quería conseguir algo, pero en realidad quería ser otra cosa. Él simplemente quería ser músico, no trabajar en ningún sector en que el inglés fuese necesario.

No hay nada de malo en ello, solo que pronto hay que aprender que en la vida todo tiene sus consecuencias.

Si decides ser "lo que sea" (músico, ama de casa, pintor, alfarero, filósofo, médico) implícitamente estás pactando unas condiciones futuras. 

Puede que haya alguna excepción (uno siempre se puede sacar la lotería si juega), pero en general, si optas por una profesión en que "triunfan 3" y el resto apenas sobrevive, tendrás que vivir con ello.

Tampoco tiene nada malo querer ser ama de casa y cuidar de tus hijos. Tengo amigas que han optado por esta opción y tan felices. Ahora bien, si las cosas van bien con tu marido, genial. Pero si no van bien, no tendrás independencia económica y eso puede ser muy duro según las circunstancias. 

Luego decimos: "¡Uy, qué mala suerte ha tenido fulanita! La ha abandonado el marido-"  Si ha sido  mala suerte, pero no sería tan mala suerte si hubiera tenido más independencia económica ¿verdad?

Por ello, yo nunca digo: "No, ese es el camino equivocado. Hay que trabajar duro, hay que ser ingeniero, abogado, médico." 

Digo: "Sé lo que tú quieras ser. Lo que te haga feliz. Pero ¡ojo! atente siempre a las consecuencias. Cada elección que tomes tiene consecuencias. Incluso si estudias una profesión con muchas salidas, no tendrás quizás problemas económicos, pero si quizás de tiempo o de disfrutar de la vida, o de tu familia." 

Es en esta última parte donde la mayoría de la gente se equivoca, piensa " solo en lo bueno que va a venir con cada opción, y no en lo malo". Y si piensa en lo malo "se pone a hacer planes falsos", como Víctor.

¿Qué es hacer planes falsos? Es hacer planes "de boquilla", lo que dices no acompaña a lo que haces.

Para mí lo que debía hacer Víctor era simplemente intentar vivir de la música, que era lo que quería y olvidarse del inglés. Así no pierde el tiempo y no hace perder el tiempo a los demás con falsas expectativas.

La peor es de todas las mentiras es la que te haces a ti mismo porque es la que más te daña. Ese era el caso de Víctor.

En este contexto, antes de preguntarte cómo puedes mejorar tu productividad para aprender más inglés debes aclarar tus metas.  Para hacerlo, contesta a las siguientes preguntas:
  • ¿Quieres de verdad aprender inglés? ¿Sí o no?
  • Si, la respuesta ha sido sí ¿hasta qué nivel quieres llegar? ¿Un B2? ¿Un C1? ¿hablar como un nativo?
  • ¿Cuánto tiempo estás dispuesto a dedicarle? ¿Una hora diaria, dos horas, tres horas? ¿una hora semanal? Nota: A mayor número de horas, mayor progreso.
  • ¿Cuánto dinero quiero invertir? ¿Cero euro? ¿40 euros al mes? ¿200 euros al mes?  Nota: Si inviertes cero, tendrás que dedicarle más tiempo porque en general te costará más avanzar sin una ayuda. Igual que la persona que va al gimnasio y hace ejercicio por su cuenta, logra muchos menos resultados que quien contrata a un entrenador. Por esta razónlos famosos siempre tienen un entrenador personal.
  • Si has decidido invertir dinero ¿cómo lo invertirás? ¿Yendo a una academia? ¿Contratando a un profesor particular? ¿Apuntándote a un curso online?
En inglés hay una expresión que dice:" Put your money where your mouth is". Literalmente, "Pon tu dinero donde tienes tu boca." 

Esto quiere decir que tienes que mostrar con tus acciones que crees o apoyas algo. Eso es exactamente lo que tienes que hacer si realmente quieres lograr tus metas. "HACER" no solo "Decir que quieres hacer", como hacía Víctor.

Si te fijas, al definir tus metas, también estás definiendo qué considerarás productivo. 

Si te has puesto como meta el C1, ser productivo será: "toda acción que te lleve a alcanzar esta meta de la manera más rápida y efectiva."

2. Trabajar de manera sistemática y organizada

Una vez que las metas están bien definidas, es mucho más fácil sacar las fuerzas para trabajar de manera sistemática y organizada.

Y ¿qué es trabajar de manera sistemática y organizada?

a) Es tener un horario bien definido.

Para lograrlo, coge papel y lápiz y analiza tu horario actual. ¿A qué hora te levantas? ¿A qué hora vas a trabajar? ¿Cuándo desayunas, comes? ¿Cuánto tiempo dedicas al ocio, al descanso?

Puedes utilizar Google Forms para hacer este horario. La verdad es que es mucho más fácil de lo que parece, solo tienes que poner "negro sobre blanco" lo que ya haces con el fin de aclarar tus ideas.

Una vez que sabes tu horario, debes ver qué tiempo le dedicarás al inglés. ¿Antes de ir trabajar? ¿De camino al trabajo o escuela? ¿Antes de cenar? 

Apunta todas las posibilidades  y ve cómo queda tu horario después de incluir todas las posibilidades. Siempre es mejor hacerlo en forma de "cuadraditos de horas" porque así puedes contar el tiempo total semanal y mensual.

b) Es no dejar tu progreso a tu simple voluntad.

Tener el horario organizado tiene más valor que el aparente porque impide que empieces a cuestionar los tiempos. De lo que se trata, es que "de igual forma que preparas una oposición", te sientes todo los días, o dos o tres veces por semana a  practicar.  

No se trata, de cada semana, cuestionarse si vas, o no vas hacerlo. Y como ya sabes, si me lees,  se trata también de que des prioridad al listening, a aprender vocabulario y al speaking (intercambio, clases de inglés particulares, frecuentar nativos, etc.).

c) Es trabajar en lotes (en inglés "batches"). Este truco es uno de los que mejores resultados me ha dado. Yo lo empleo, por ejemplo, para grabar vídeos, o podcasts. No grabo cada semana, si no una vez al mes, un montón de podcasts y vídeos que luego voy subiendo. Da la impresión que he estado liada toda la semana, pero no. Ha sido solo una vez al mes.

El trabajo en lote lo puedes aplicar a muchas cosas que necesites hacer periódicamente. Por ejemplo, comidas. Suponiendo que vives solo y quieres comer de manera saludable, puedes emplear un día a la semana a preparar lotes de comida y ponerlo todo en la nevera. Así ahorras tiempo cada día y además evitas comer comida basura.

d) Es saber qué es importante y qué no lo es para darle prioridad siempre a lo importante.

Si hemos definido el "listening", el "speaking" y el "aprender vocabulario y estructuras" como nuestras prioridades, no dedicaremos mucho tiempo a estudiar puntos de gramática que de poco nos sirven.  La gramática hay que aprenderla escuchando y hablando, no leyendo tratados de teoría. Si lo haces así, no serás nada productivo porque te apartarás de la meta principal, que es la de hablar inglés de verdad.

Hay, no obstante, una excepción para la gramática, y esa es si estás preparando un examen determinado, EOI o Cambridge, o el que sea. En este caso, deberás lógicamente estudiar la gramática que te pida el examen.

3. Ser muy constante

Todo lo anterior, metas claras, trabajo sistemático y organizado, no vale de nada si no eres constante. En este punto voy a volver a la metáfora del tigre que mencioné al principio de este post.

La gente que logra resultados es siempre la gente que siente que tiene ese "tigre" acechándole, o "acompañándole". El tigre puede ser "supervivencia pura" (no es extraño, por ejemplo, que casi todos los profesionales con ganas de trabajar en las empresas vengan de los barrios más desfavorecidos de una ciudad), o de una "sana necesidad de mejorar."

A mí me gusta más esta segunda opción, pero tú puedes elegir cualquiera de ellas, lo importante es que seas persistente hasta el límite de tus fuerzas porque los que llegan a la meta, no son siempre los más talentosos, o listos, son lo que continúan intentándolo cuando todo el resto se ha quedado por el camino.

Por eso, si realmente quieres ser productivo y lograr tus metas, con el inglés o, en cualquier ámbito de la vida, no te olvides del "tigre", será el que conseguirá hacer que persistas.

Mónica

Follow me on:





Prueba nuestras clases de inglés por Skype con la academia de El Blog para aprender inglés. Consigue tu primera clase gratuita.

Patrocinadores:  

¿Estás pensando hacer un curso de inglés en el extranjero? Kaplan tiene la solución. 



David Villa estudia inglés en Kaplan International  

***********

Cursos de inglés en el extranjero para todas las edades ofrecidos por EF.






Imprimir

3 comentarios :

Anónimo dijo...

Gracias gracias y mas gracias. Monica eres pura motivacion.
Cada vez que leo un post me entran ganas de aprender,motivarme
y superarme. Un abrazo.
-Lola-

SkillSaga Ingles dijo...

Mónica, no hay duda de que eres una excelente profesora. No solo nos has motivado a seguir aprendiendo inglés, sino que también nos has compartido consejos prácticos para alcanzar nuestras metas.

Jesús González dijo...

No podría estar más de acuerdo. Esto es válido para el inglés o para cualquier proyecto que quieras emprender en tu vida. Me ha costado media vida integrar lo que en tu blog resumes. Muchas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...